El 33% de los casos nuevos de asma infantil en Europa son atribuibles a la contaminación atmosférica

Barcelona, 8 agosto 2019

Un estudio realizado en 18 países europeos sugiere que las recomendaciones actuales de la OMS relativas a los niveles de NO2 no protegen suficientemente a niños y niñas.

Hasta un 11% de los casos nuevos de asma infantil podrían ser prevenidos cada año si los países europeos cumplieran con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) relativos a los niveles de partículas contaminantes PM2,5. Si la reducción de la contaminación atmosférica por PM2,5 se ampliase hasta alcanzar los niveles más bajos registrados en la literatura científica, el porcentaje de casos nuevos prevenibles por año ascendería al 33%. Estas son las conclusiones de un estudio liderado por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), un centro impulsado por ”la Caixa”, y publicado en European Respiratory Journal.

El asma es la enfermedad crónica más común en la infancia. Existe evidencia emergente que sugiere que la exposición a la contaminación atmosférica podría incrementar el riesgo de desarrollar esta enfermedad respiratoria durante la infancia.

Noticias relacionadas